La coherencia es una virtud poco apreciada
8678
post-template-default,single,single-post,postid-8678,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.9,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

La coherencia es una virtud poco apreciada

La coherencia es una virtud poco apreciada

En la política actual, tiene más predicamento cambiar de criterio sobre la marcha que defender un postulado a lo largo del tiempo. Es curioso que se castigue más un cambio de rumbo en un momento concreto, que el constante “Donde dije digo, digo Diego”.

Ser coherente con un planteamiento político parece que no se lleva. Y es una pena porque, y aquí no se salva ninguna formación política, es cruzar los límites geográficos de una provincia o autonomía y los argumentos reivindicativos se diluyen como un azucarillo en el café. Da igual que sea el Dret Civil Valencià, que la financiación autonómica o la gratuidad de la AP-7. Todo es flexible.

Tenía razón Bruce Lee: Be water, my friend. Lo que pasa en que muchos lo confunden con W.C.

#LevanteTV #Coherencia #Política #BruceLee