Y MIGUEL ÁNGEL SE QUEDÓ EN UNA SIMPLE ALFOMBRILLA DE ORDENADOR
4119
post-template-default,single,single-post,postid-4119,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.9,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Y MIGUEL ÁNGEL SE QUEDÓ EN UNA SIMPLE ALFOMBRILLA DE ORDENADOR

Y MIGUEL ÁNGEL SE QUEDÓ EN UNA SIMPLE ALFOMBRILLA DE ORDENADOR

Llega la Feria Internacional del Mueble de Valencia y empiezan las visitas de amigos… del negocio. El miércoles llegaba el primero de Marsella. Y hoy uno de los diseñadores con los que empecé mi carrera en Barcelona. Bajo el brazo traía un objeto ya olvidado, una alfombrilla con la imagen de Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni, lo que para el resto de los mortales (incluida yo) es -o era- simplemente Miguel Ángel.

Lo realmente gracioso es que esa alfombrilla de ordenador formaba parte de la colección My Favourite Architects diseñados para Cha-Chá. Fue uno de los primeros trabajo que firme conjuntamente con Ramón Úbeda, luego llegaría el lavabo Ninfo para Artquitect, y otras cosillas… algunas en las que se perdió mi nombre… cosas de la juventud.

Es uno de esos proyectos que se hace con cariño. Es uno de esos proyectos de comercializas y firmas cuando estas empezando… unos posavasos y un mantel. Uf. Y por una vez, Charles Édouard Jeanneret-Gris -Le Corbusier- le ganó la partida a Miguel Ángel.

www.sanserif.es