LA RAZÓN INCIDE EN LA INCORPORACIÓN DE LOS VALORES ECOLÓGICOS EN LA COMUNICACIÓN EMPRESARIAL QUE IMPULSA SANSERIF CREATIUS
716
post-template-default,single,single-post,postid-716,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.9,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

LA RAZÓN INCIDE EN LA INCORPORACIÓN DE LOS VALORES ECOLÓGICOS EN LA COMUNICACIÓN EMPRESARIAL QUE IMPULSA SANSERIF CREATIUS

LA RAZÓN INCIDE EN LA INCORPORACIÓN DE LOS VALORES ECOLÓGICOS EN LA COMUNICACIÓN EMPRESARIAL QUE IMPULSA SANSERIF CREATIUS

Cuenta Clara Navío en el suplemento Verde del periódico La Razón que la función de Sanserif Creatius es la de “dotar a las empresas de imagen corporativa” y no va desencaminada. Si bien es cierto que Sanserif nació como un equipo multidisciplinar orientado a la imagen de empresa, su evolución ha ido de la mano de las nuevas tecnologías y el crecimiento sostenible… apostando más por los “valores” que deben transmitir una empresa o acción comunicativa que por la búsqueda de rentabilidad inmediata.

Los valores son rentables. Y su beneficio es estable y duradero. Esa es la filosofía del equipo liderado por José Antonio Giménez y Ana Yago, que trabajan para que las empresas incorporen la concienciación social y medioambiental en su imagen e identidad corporativa.

La Razón 30/11/08 p.23

La Razón 30/11/08 p.23

Texto de la noticia: Que cualquier residuo depositado en el lugar adecuado es potencialmente una nueva materia prima, ya se ha dicho en esta sección más de una vez. Que esas materias primas o los materiales fabricados con ellas son apreciados por algunos diseñadores para realizar objetos útiles, al tiempo que bellos, incluso exquisitos, todavía no. Pero ya queda dicho. Esos diseñadores tienen nombre y apellidos. Son Ana Yago y José Antonio Giménez, y firman como Sanserif Creatius. Su estudio se dedica a dotar a empresas de imagen corporativa. A eso, que también lo hacen otros, ellos  «le ponen el acento en proponer soluciones basadas en la conciencia ecológica, aunque no sea una empresa relacionada con los temas ambientales», explica Ana Yago. Aun así sus clientes están, sobre todo, en sectores como las renovables y la concienciación social.

Con este planteamiento han diseñado bolsos de mano de cartón para hombre y mujer, plegables y biodegradables; o velas de cartón y aceite de oliva. «Hemos sido los primeros en crear, para una empresa de renovables, un stand hecho íntegramente con cartón reutilizable. Con él se hicieron todos los elementos: mostradores, mesas, sillas, etcétera. Se montaba y desmontaba en una hora y cabía en el maletero de un coche», asegura Yago. Este stand estuvo, en junio, en Egética, y en septiembre, presentaron en la feria Habitat otra novedad: su silla Bold.

Biodegradable. «Es de cartón ondulado, cien por cien biodegradable, y su forma imita a la letra b. Con ella queríamos mostrar cómo el cartón tiene características muy interesantes, porque permite muchos acabados y es una superficie que se deja decorar», detalla. La silla Bold forma parte de una colección completa de muebles biodegradables, entre los que también hay una chaise longue.

En Sanserif Creatius también experimentan con materiales como la pasta de maíz o recuperan productos desechados industrialmente, como el palet de carga, «para el interiorismo. Queríamos rescatar y darle un uso distinto. E hicimos un reloj de pared. Con él mostramos cómo el diseño y la ecología pueden ser económicos», detalla. De hecho, «como norma general, salvo piezas escultóricas, como es el caso de la chaise-longue, los muebles de cartón tienen un precio que no supera los dos dígitos». Por cierto, también las telas que usan  (con las que forran los cojines de la silla) proceden del reciclaje.

www.larazon.es · www.sanserif.es