Expertos en gestión de imagen corporativa dice que la apuesta por el diseño sostenible es el revulsivo necesario para afrontar la competencia asiática
1865
post-template-default,single,single-post,postid-1865,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.9,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Expertos en gestión de imagen corporativa dice que la apuesta por el diseño sostenible es el revulsivo necesario para afrontar la competencia asiática

Expertos en gestión de imagen corporativa dice que la apuesta por el diseño sostenible es el revulsivo necesario para afrontar la competencia asiática

La apuesta por el diseño sostenible puede convertirse en el revulsivo necesario para reactivar la economía y poder afrontar la competencia de países con costes productivos bajos, especialmente los mercados asiáticos, según se desprende de un estudio realizado por el director de comunicación de Sanserif Creatius, José Antonio Giménez; y la diseñadora valenciana Ana Yago, presentado hoy en el primer Congreso Internacional de Diseño e Innovación de Cataluña (CIDIC)

La conferencia titulada El diseño consecuente como reactivador de la economía” ha planteado que, frente a las batallas perdidas de fabricar a bajo coste y la distinción por calidad de acabados, la única batalla que podemos ganar a corto plazo es la del diseño consecuente, esto es, aquel basado en la solución de problemas, con base tecnológica e innovación, y con un período corto de presencia exclusiva en el mercado.

Y, en este contexto, es necesario además considerar un valor añadido como el respeto medioambiental o ecodiseño para disponer de una ventaja comercial suficiente para competir con los mercados emergentes, tal y como ha planteado Ana Yago.

Los autores de este estudio han explicado que un consumidor se interesa en los atributos tangibles del producto tales como el desempeño del mismo o el precio, pero también en los atributos intangibles, pues está interesado y preocupado, por la valorización del producto y su valor subjetivo. “Y he aquí donde valores medioambientales u orientados a la integración social se convierten en estímulos fuertes”, ha apostillado José Antonio Giménez.

En este sentido, Ana Yago ha comentado que  el diseño se halla presente en todas las cosas que constituyen nuestro entorno más cotidiano, y como tal incide directamente sobre nuestro modo de vivir. El propio futuro de nuestra economía -basada en una industria transformadora- depende en buena medida del acierto con que han sido diseñados los productos industriales que produce –en palabras de la diseñadora valenciana-, que ha insistido en que es “necesario” que se comprenda lo que realmente es y significa el diseño en una sociedad como la nuestra y que no se confunda su papel con el de otros fenómenos más efímeros.

Y, como ejemplo, Ana Yago ha señalado que la sociedad y los empresarios han olvidado que los diseñadores industriales nacieron como profesión, tal y como los conocemos hoy, cuando las primeras máquinas con los mecanismos a la vista, provocaban constantes accidentes laborales. Y que, ante esta situación, algunos gobiernos promulgaron leyes para reglamentar la seguridad laboral, estableciendo la obligatoriedad, por ejemplo, de recubrir con un cárter los engranajes. De esa manera la configuración técnica de la máquina quedaba oculta por carrocerías, aspecto que se convirtió posteriormente en una característica dominante en los objetos de la civilización industrial. “Esa medida fue obra de diseñadores. Y su resultado fue el incremento de la seguridad laboral y, paralelamente, de la reducción de los costes de producción”, ha apostillado Ana Yago.

Lo que no se ve. Y todo ello, como ha explicado José Antonio Giménez, preocupándose también por la fealdad de los objetos fabricados en serie y en general por la falta de voluntad de hacerlos atractivos para los consumidores, sin olvidar su utilidad.

Del mismo modo, el director de comunicación de Sanserif Creatius ha comentado que actualmente la sociedad moderna se enfrente a una importante disyuntiva entre un medio ambiente limpio y un elevado nivel de renta. La legislación que obliga a las empresas a reducir la contaminación eleva el coste de producir bienes y servicios. Al ser más altos los costes, éstas acaban obteniendo menos beneficios, pagando unos salarios más bajos, cobrando unos precios más altos o las tres cosas a la vez, según Giménez.

De ahí, la importancia de abordar la incidencia del diseño con una perspectiva de su efecto a largo plazo. Y, para ello, si queremos saber si una medida es buena o mala, -efectiva y eficiente o no-, se deben mirar sus consecuencias a largo plazo para toda la población, y no sólo las que tienen lugar a corto plazo para una parte de la misma.

Colección Bold de Sanserif Creatius

Y, como ejemplo, ha destacado la creación de líneas de producto o mobiliario respetuoso con el medioambiente y con un sistema de producción sostenible, caso de la colección de asientos Bold. Éstas piezas se ha realizado íntegramente en cartón ondulado y son 100% biodegradables y producidos mediante un sistema de bajo impacto –alimentado por energía solar, con reducción de las mermas de producción, etc.-.

Esta tipología de producto supone una alternativa ecológica y sostenible al sector del mueble tradicional. Una apuesta orientada al consumidor actual que busca productos contemporáneos con valores añadidos como la sostenibilidad que, tanto en el vestir como en arquitectura y en diseño de producto, se está teniendo cada vez más en cuenta y se han convertido en un factor “determinante” en la elección de un producto, según Ana Yago.

De hecho, la diseñadora valenciana ha declarado que los distintos artes y sectores van incorporando los valores que la sociedad demanda y, en los últimos tiempos, los valores ambientales y sociales se están imponiendo. En este contexto, con la progresiva incorporación del ciudadano español a las tendencias de consumo de alimentos ecológicos y de comercio justo, energías renovables, bio-construcción y productos naturales en general, es impensable que deje de estar presente en esta tendencia hacia la sostenibilidad en la adquisición de complementos de moda o para el hogar. Y, por tanto, la colección Bold es una respuesta a esta nueva demanda de la sociedad.

Además, esta línea de asientos se han concebido como una pieza multiusos y con la posibilidad de crecer indefinidamente, a cuyo proceso de producción se ha incorporado a los Centros Especiales de Empleo (CEEs) para fomentar la integración social y laboral de colectivos con distinta capacidad, en un esfuerzo conjunto por mejorar nuestra sociedad.