Emprendedoras valencianas crean un sistema de seguridad para los carritos de bebé que mejora su visibilidad ante los conductores
3659
post-template-default,single,single-post,postid-3659,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.9,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Emprendedoras valencianas crean un sistema de seguridad para los carritos de bebé que mejora su visibilidad ante los conductores

Emprendedoras valencianas crean un sistema de seguridad para los carritos de bebé que mejora su visibilidad ante los conductores

Emprendedoras valencianas han desarrollado un sistema de seguridad para los carritos de bebé que permite anticipar su presencia en los cruces y mejorar su visibilidad frente a los vehículos. Este producto, denominado Eye baby, es una innovación mundial en los sistemas de seguridad activa orientados a la protección de los bebés, al tiempo que fomenta rutinas educativas vitales para reducir la mortalidad de los menores de 4 años en accidentes de tráfico en el área urbana. 

Eye baby, diseñado por Sanserif Creatius, se ha concebido para que el propio niño accione el mecanismo de señalización haciéndole partícipe del cuidado de su propia integridad física y fomentando el aprendizaje de valores de auto-protección, según ha explicado hoy la gerente de Eye child y responsable de proyectos de Eye baby, María del Pino Huerta. Y, de hecho, los especialistas consultados destacan que, tras el uso inicial del producto por los padres o tutores, son los propios niños, a partir de los 15 o 18 meses, los que accionan el mecanismo por imitación y como una acción lúdica y consciente. 

De hecho, el objetivo del Eye baby es que sea accionado por el padre/madre en las primeras etapas para reforzar el aprendizaje y la concienciación de ambos, en palabras de la gerente de Eye child. De esta forma, se favorece la educación vial de los niños en sus primeros años, al tiempo que se refuerza la atención de los padres, educadores, conductores y peatones.