El último número de dxi incluye un articulo del director de comunicación de Sanserif Creatius sobre los efectos de la crisis en el diseño de mueble
4140
post-template-default,single,single-post,postid-4140,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.9,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

El último número de dxi incluye un articulo del director de comunicación de Sanserif Creatius sobre los efectos de la crisis en el diseño de mueble

El último número de dxi incluye un articulo del director de comunicación de Sanserif Creatius sobre los efectos de la crisis en el diseño de mueble

El último número del magazine dxi inluye un artículo de opinión del director de comunicación de Sanserif Creatius SL, José AntonioGIménez, en el que se propone al diseño como un salvavidas para la actual crisis económica.

El diseño aco®ta la crisis económica, es el revelador titulo de un texto que ha servido para prsentar la oferta de eventos y nuevos diseños que presentarán algunos de los diseñadores y creativos más reconocidos de Valencia; como Ximo Roca, Carlos Tiscar, Punt Mobles o Ana yago.

DXI nº 31 10/08

DXI nº 31 10/08 · Sanserif Creatius

Extracto del artículo: Hay crisis económica. Hasta el Presidente del Gobierno lo ha reconocido. Quizá, a las puertas una nueva edición de Habitat Valencia Forward, es momento de postular al diseño industrial como una alternativa realista a la crisis económica. Y, porque no, una solución. No es argumento baladí. El diseño industrial o, mejor dicho, el resultado de apostar por el diseño aplicado a la industria ya ha demostrado ser un revulsivo en otras épocas.

Lo fue en Estados Unidos cuando se inició la gran depresión económica. Cuando las personas -y las empresas- rehusaban gastar dinero, aparecieron productos irresistibles y llamativos que impulsaban la actitud a favor de la compra. Productos que aportaban soluciones y mejoraban procesos, lo que incidía en beneficio para el consumidor y también para el empresario.

En nuestras manos está la solución. Y en estas páginas hay una buena muestra de medidas contra la ralentización de las exportaciones; imaginación, ingenio y la calidad del diseño Made in Valencia, aclamado internacionalmente. Una pequeña muestra de los que se puede encontrar en la ciudad durante la Feria Internacional del Mueble y el habitat.

Y todo esto viene a cuento, porque parece que se ha olvidado que los diseñadores industriales nacieron como profesión cuando las primeras máquinas con los mecanismos a la vista, provocaban constantes accidentes laborales. Y que, ante tal situación, algunos gobiernos promulgaron leyes para reglamentar la seguridad laboral, estableciendo la obligatoriedad, por ejemplo, de recubrir con un cárter los engranajes.

De esa manera la configuración técnica de la máquina quedaba oculta por carrocerías, aspecto que se convirtió posteriormente en una característica dominante en los objetos de la civilización industrial. Esa medida fue obra de diseñadores. Y su resultado fue el incremento de la seguridad laboral y, paralelamente, de la reducción de los costes de producción.

Y todo ello, como demostró Peter Behrens, faro guía de diseñadores industriales como Mies van der Rohe, Le Corbusier o Walter Gropius, preocupándose también por la fealdad de los objetos fabricados en serie y en general por la falta de voluntad de hacerlos atractivos para los consumidores. Eso sí, sin olvidar su utilidad.

Y si tiene alguna duda de que el legado de Behrens sigue vivito y coleando, sólo tiene que recorrer la exposición “mas, menos 100 patas”, una retrospectiva de las sillas que han salido del estudio de Ximo Roca en los últimos 25 años.

Feria Valencia homenajea a un diseñador que ha dejado su huella -y la del diseño made in Valencia- en todo el mundo. Un espacio en que experimentar con asientos que han marcado una época, desde butacas para exteriores como la Kif de Bonestil (2005), la sinuosidad de la más reciente Loop para Federico Giner (2006), o algunas de sus primeras creaciones, como la Vincit para Andreu (1986.)

Y, sin ir más lejos, sólo unas calles más allá, conocerá cómo se puede fabricar un asiento tipográfico biodegradable en cartón de la mano de Ana Yago (silla Bold); o descubrirá que su asiento puede ser un instrumento musical con Muebles Orga y Sanserif Creatius (silla Cajón Flamenco); y comprobará que una litera en la mente de Carlos Tiscar puede ser un mueble multifuncional, o una librería convertirse en dos casi por arte de magia.

silla Cajón Flamenco - Sanserif Creatius

silla Cajón Flamenco – Sanserif Creatius

La misma magia que le permitirá caminar por el tejado en el centro de su comedor con la alfombra roof de Kiítos, o descubrir cómo de la mano de Punt Mobles puede convertir una sombrilla (Po’light ) en un elemento indispensable durante la noche.

En tiempos de crisis, la mejor política en la inversión es aquello que nos da mayores satisfacciones al menor coste. El diseño industrial nació con esa máxima. Ofrecer el producto técnicamente mejor resuelto, desde la mayor simplicidad funcional y el menor coste, pero sin olvidar lo estético.

Funcionó en la gran depresión americana y funcionará en ésta, si nuestros políticos y empresarios confían en las ideas de quienes salvaron la última crisis mundial; los diseñadores industriales.

www.sanserif.es